Cuando piensas en viajar a Tenerife se te viene a la cabeza playas de arena negra, el sol perenne durante todo el año, las papas “arrugás” con mojo picón, piscinas naturales como el lago Martiánez… Los típicos atractivos turísticos de la isla son bien conocidos desde que Canarias se posicionara, hace ya algunas décadas, como destino preferido por nacionales y extranjeros. Pero no todo es sol, playa y buena comida, su terreno es perfecto para los amantes del deporte, tanto acuáticos como terrestres: desde surf, hasta ciclismo de montaña, pasando por los más de 1.500 kilómetros de senderos.